Los Mandos Hidráulicos o Válvulas Direccionales Manuales, permiten iniciar, detener o cambiar la dirección del
flujo en un circuito hidráulico.
Se utiliza principalmente para el manejo de actuadores, permitiendo el desplazamiento de cilindros o el giro de
motores en ambos sentidos.